El ladrón de palabras

09/03/2013


         Título original: The words                                                          Género: Drama
         Año de estreno: 2012                                                                   Duración: 100' aprox.
         Productora: CBC Films                                                              País: EE.UU.
             


¿De qué va?: Clay Hammond es un escritor de éxito que lee ante un auditorio su novela. En ella narra la historia de un joven, Rory Jansen (Bradley Cooper), que sueña con publicar un libro pero que ve cómo su deseo se trunca por  el rechazo reiterado de distintos editores. 
        El destino le lleva al hallazgo de un manuscrito inédito que hace pasar por suyo y que le encumbra como uno de los mejores novelistas del momento. Este éxito llega a oídos del verdadero autor, un anciano que lo escribió durante su juventud y que tuvo la desdicha de perderlo.

¿Qué opino yo? (Sin destripes): Ésta es una película extraña, con un final todavía más extraño. Gustará sobre todo a aquellas personas que tienen alma de escritor, y no me refiero a los que se dedican a “producir” libros para ganar dinero o fama. De hecho, creo que en la cinta se presentan distintos tipos de escritores, el que lleva dentro la pasión por las letras y el que necesita reconocimiento. Es estupenda la escena donde Jeremy Irons se niega a aceptar dinero por lo que él considera un fragmento de su vida.

        
        A El ladrón de palabras le perjudica su estructura narrativa en forma de caja china, ya que hace el metraje bastante desigual. Lo que se nos plantea es una historia de historias, pero no todas con el mismo interés. La trama en torno a Clay Hammond (Dennis Quaid) me sobra por completo. Cada vez que la película volvía a él, me aburría soberanamente, y su relación con Daniella (Olivia Wilde) está bastante cogida por los pelos. El papel de ella está diseñado para hacer responder ciertas preguntas a Clay, pero lo que realmente nos interesa saber no queda completamente claro.

        Lo que más me ha gustado no ha sido la parte centrada en Bradley Cooper, ni siquiera la más sentimental de París tras la Segunda Guerra Mundial, sino la relación entre Cooper y Irons, dos escritores: uno que se apropia de la novela y otro, dueño de esas palabras y de la vida que encierran.



«Mi tragedia fue amar las palabras más que a la mujer que las había inspirado».

               
     He leído algunas críticas negativas sobre el trabajo interpretativo. Hay quien opina que Bradley Cooper permanece completamente inexpresivo a lo largo de todo el film. A mí me parece que está bastante correcto, aunque quizás se maneje mejor en otro tipo de género. Con todo, me gustó más Ben Barnes, aunque éste tiene que esforzarse mucho para que llegue a quitarme de la mente su horrible Dorian Gray.


       Curiosamente, quien menos me ha convencido ha sido Dennis Quaid. No me creo su interpretación y tampoco me agrada su personaje, del que pienso que no tiene carisma alguno. Por lo que vemos, suponemos que ha escrito una obra fabulosa, pero sus frases fuera de la literatura dejan mucho que desear, son en su mayoría banales, salvo una o dos, como ésta:



«En algún momento tienes que elegir entre la vida y la ficción. Ambas van muy unidas, pero nunca llegan a tocarse».


        Claro que luego aparece Jeremy Irons y la cosa cambia. Sale poco, pero es suficiente para dar una lección a todos.

        Cada protagonista masculino tiene su acompañante femenina. Es curioso lo que ocurre con respecto a esto: son las mujeres quienes hacen actuar a los hombres de una manera o de otra, las que conducen a que todo se desencadene del modo en que lo hace, pero cuando acaba la película, pasan sin pena ni gloria; en la mente sólo nos quedan ellos.

        El final me ha parecido muy precipitado. Me da la sensación de que faltan algunos minutos que expliquen algo más. Esas dos últimas frases, la última palabra, la última imagen, resultan demasiado subjetivas, demasiado dejadas a la libre interpretación.

       En definitiva, no puedo decir que la película me haya gustado. Creo que tenía un potencial que no ha sabido aprovechar, pero algunas de sus escenas sí que me han conmovido. Me quedo con el tratamiento de la escritura y de la lectura como parte de la vida y la vida como parte de ellas.

Puntuación: 2 (sobre 5)

8 comentarios:

  1. Hola, me ha parecido una buena crítica aunque en ciertos aspectos no esté de acuerdo. Opino igual que tú cuando dices que las partes donde aparece Clay Hammond son aburridas, pero al fin y al cabo es el mayor protagonista. Todo gira entorno a él. Él es Cooper. Sin su presencia la historia cambiaría completamente, porque en su libro cuenta la verdad que Cooper nunca contó; aprobecha la idea que le dió Irons de escribir un libro sobre la historia de un hombre a quien le robaron un libro, una vida.
    Un cordial saludo y precioso blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESTE COMENTARIO CONTIENE SPOILERS:

      Hola, Anónimo. Gracias por comentar, aunque no pensemos lo mismo.
      Para mí, Hammon y Jansen son dos personajes diferentes; Hammon pertenece al mundo real, mientras que el personaje de Cooper y el de Irons son ficticios, creados por el propio Hammond. Si Hammon y Jansen fueran la misma persona, eso significaría que Hammond estaría confesando ante todo el mundo que su primera novela era robada, que fue un fraude, y eso armaría un gran escándalo, cosa que no sucede en la película.
      El final es ambiguo y puede dar lugar a distintas interpretaciones. Ésta es la mía.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. No, son la misma persona porqué al final se descubre que era lo que quería el y por eso rechazó a la chica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final es totalmente ambiguo, y mientras los guionistas o el director no digan claramente cómo interpretarlo, no existe una interpretación correcta y otra incorrecta, ambas son posibles. Ése es el propósito del final, que cada uno crea lo que quiera. Para mí no pueden ser la misma persona por muchos motivos, pero esto es como el final abierto de un libro, que cada uno puede tener su propio pensamiento de cómo termina. No me cierro a otras interpretaciones, pero tampoco descarto la mía.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Hola Seri, yo apoyo la version del Anonimo y te explico el porque.
    Yo creo que Hammon y Jansen son la misma persona,
    Jansen cambia de nombre al cabo de un tiempo y se hace llamar Clay Hammon , con ese nombre, escribe una historia en la que explica la historia real de su libro honrando la memoria de Irons y diciendole al mundo que Jansen era un impostor, pero claro el es Hammon no Jansen, por lo cual quedan bien él y Irons.
    Es mi apreciación. Pero es cierto que es una pelicula con un final muy confuso con cantidad de incognitas, pero bueno ami me hizo pasar un buen rato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SPOILER: El final da para muchas interpretaciones, y lamentablemente nunca sabremos cuál es la correcta. Yo sigo creyendo que no son la misma persona, no sólo por lo que expliqué antes (que no es tan fácil que un famoso cambie de nombre y nadie lo reconozca), sino también que conociendo un poco el mundo editorial, una editorial no le daría la oportunidad de publicar a un impostor que ha robado el libro de otro, y no sólo eso, sino que ninguna de las obras que Jansen había escrito antes tenía calidad. No se va a convertir en un buen escritor de la noche a la mañana, y aunque lo hiciera, una editorial no se arriesgaría al escándalo al publicar a un autor fraudulento. Pero como digo, nunca sabremos la verdad.
      Saludos.

      Eliminar
  4. hola, vi la peicula y la verdad que me gusto mucho, coincido en que las partes del film en las que aparece quaid, son las mas aburridas y en un primer momento me parecia mal logrado el personaje de un autor, escritor tan respetado y aclamado, creo que sus dialogos, sus respuestas no se condicen con un artista, un gran escritor, pero luego de ver el final comence a dudar, pense q pudo haber sido adrede, para demostrar su falta de talento y darnos una pista de que enrealidad el era jansen... aunqe, justo cuando estaba creyendo eso, clava la frase sobre aprender a diferenciar la realidad de la ficcion, por que vuelvo a dudar, en fin creo q es muy ambiguo todo, mas de lo que a mi me gusta. Lo que tambien pienso es que todos dan por cierta la historia de jansen y el viejo, es decir que realmente existio el plagio, y talvez es solo una historia, algo que no ocurrio. bueno en fin me quede con muchas preguntas pero contento de ver la pelicula

    ResponderEliminar
  5. Por que nadie nombra a Daniela, la chica del final, con que el bebé se llamaba daniela? Ahí esta mi duda de toda la película..

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...